Los Riesgos De No Invertir En Big Data

Los riesgos de no invertir en Big Data

La inversión en Big Data aumenta cada año y las empresas corren el riesgo de quedarse atrás en esta carrera por el control de la información.

El Big Data se define como el almacenamiento y tratamiento de cantidades ingentes de datos. Este fenómeno de unos años a esta parte ha pasado de parecer ciencia ficción a ser una realidad implantada en amplios campos de la industria. Se almacenan los datos procedentes de páginas web, redes sociales, satélites, apps…

El problema surge a la hora de interpretar la información obtenida. Sus inabarcables dimensiones los hacen muy difíciles de gestionar e inasequibles para extraer la información relevante para la empresa y desechar aquella prescindible. Es algo a lo que cada día más organizaciones se ven enfrentadas.

Por ello, es constante el aumento en el número de ellas que invierten en tecnologías de Big Data importantes sumas de dinero. Lo que está en juego es ni más ni menos que no quedarse rezagado en la obtención de información de alto valor de consumidores, usuarios, proveedores, empleados, etc. Según un informe de OBS, el 65% de las empresas saben que corren el riesgo de convertirse en irrelevantes o no competitivas si no adoptan Big Data. Por eso, se estima que en los próximos 2 años, hasta el 75% de las empresas invertirá en Big Data. El peligro de no hacerlo es quedar privado de los siguientes beneficios del Big Data mientras los competidores le sacan el máximo partido posible:

  • Ventajas competitivas en la gran distribución. El Big Data ofrece la posibilidad de actualizar, optimizar y afinar inventarios en función de la demanda en tiempo real. Así, se puede analizar el comportamiento de los clientes, fijar precios en función de este…
  • Mejora de la eficiencia y los costes. Al obtener datos en tiempo real, se puede aumentar la velocidad de desarrollo de los productos, compartir datos de forma rápida y llevar a cabo simulaciones de producto. En algunos sectores, los plazos de desarrollo se han llegado a reducir entre el 30% y el 50%.
  • Mejora de la gestión empresarial. El Big Data puede reducir el ciclo de conversión de efectivo, ayudar a controlar factores de riesgo y tomar decisiones empresariales fundamentales, además de optimizar la cadena de suministro y el inventario.
  • Almacenamiento en la nube. Todos los datos pueden almacenarse masivamente en el cloud, con lo que es posible acceder a ellos cuando y donde se desee.

Si quieres más información acerca de soluciones de Big Data, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o contáctanos a través de nuestro correo electrónico.