Cómo Evitar Ataques Informáticos En Su Empresa

Cómo evitar ataques informáticos en su empresa

La información es un activo fundamental de toda empresa. Su almacenamiento en la red hace necesario ser muy consciente de los riesgos que ello implica y tomar determinadas medidas de seguridad para protegerla.

Los ataques informáticos son uno de los principales problemas a los que una empresa se enfrenta actualmente. Tras el robo masivo de contraseñas de usuarios de Yahoo y otros escándalos relacionados con la ciberseguridad, 2016 ha sido el año en el que el mundo se ha dado cuenta de la importancia de los sistemas de protección de la información informática.

El robo de datos internos o el hackeo de los servidores de una compañía son algunos de los riesgos que se derivan del uso de la tecnología en las compañías. Son hechos que pueden poner en jaque el funcionamiento de pequeñas y grandes compañías por igual y comprometer grandes sumas de dinero.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad estima que durante este año se producirán en España cerca de 100.000 ciberataques y, aproximadamente, el 70% de ellos los sufrirán PYMES. Por eso, es fundamental seguir una serie de pautas que protegerán a su empresa frente a esta amenaza.

  1. Prevención. Acciones que pueden parecer obviamente peligrosas como abrir enlaces sospechosos o correos electrónicos desconocidos aún continúan teniendo lugar en muchos lugares de trabajo. También los dispositivos externos (lápices de memoria, discos duros externos) que se conectan a los ordenadores de la organización pueden utilizarse para extraer información. Por ello, es básico tener una actitud cautelosa y limitar el acceso de los empleados a la información de la compañía. Por otra parte, las copias de seguridad son una medida imprescindible para prevenir la pérdida repentina de datos.
  2. Si un ataque se produce, desconectar y denunciar. Lo primero ha de ser desconectar el equipo o los equipos de Internet. De esa manera se interrumpe el ataque y la extracción de información. En ocasiones, el hacker exige dinero a cambio de liberar el equipo o incluso se hace pasar por la Policía. En cualquiera de estos casos, lo mejor es no pagar ni ceder a las presiones. El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil recomienda denunciar siempre, independientemente del tipo de ataque sufrido.
  3. Proteger los dispositivos de los empleados. Gerard Vidal, consejero delegado de Enigmedia, declara que el 67% de las empresas no cuenta con medidas de protección específicas en los móviles de los empleados, «con lo que pueden estar siendo espiados sin enterarse». La protección y los dispositivos sobre los que se aplique debe estar en función de la organización y su actividad.
  4. Antivirus actualizado y cortafuegos que impida los accesos no autorizados.
  5. Tener los dispositivos móviles controlados. Apuntar el IMEI del dispositivo (número de identificación) para poder bloquearlo e identificarlo en caso de pérdida o robo.
  6. No hacer un uso personal del equipamiento profesional. De esta manera se evitan exposiciones innecesarias de la información.
  7. Cuidado con el software gratuito. Estos programas conllevan riesgo de virus, por lo que se debe analizar su reputación y, en caso de usarlos, tenerlos siempre actualizados.

Si quieres mejorar la seguridad de tu compañía, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o contáctanos a través de nuestro correo electrónico.